Nuestro París

La llegada a París: 41 Rue Molitor

En julio 2008, de regreso de España, me detuve un día en Paris y lo dediqué a recorrer los lugares donde vivimos. En esta página les cuento la historia por medio de las fotos que tomé.

Para ponerlos en contexto, les cuento que los Maffeos, que entonces éramos dos, llegamos a París en septiembre del '71 después de vivir unos meses en Madrid. A fin de agosto nos teníamos que mudar de Madrid a París de modo que cargamos como pudimos todas nuestras pertenencias en un Citroën 2CV y nos fuimos Coyi, su prima Inés (Ambrosini), que estaba de visita en Madrid, y yó. Antes nos tomamos un tiempito de vacaciones así que pasamos por Barcelona y nos quedamos unos días en la Costa Brava, en la cala Salions. Luego cruzamos a Francia, por San Sebastián, Hendaye y Saint Jean de Luz, si no me equivoco, y seguimos por la N10 para París, pasando por Orléans. De un modo u otro, me acuerdo que aparecimos en París cruzando el Sena por el puente de Garigliano e hicimos nuestra entrada a la ciudad por el XVIé, es decir que quedamos totalmente encantados y nos pareció que todo París era una especie de Avenida Alvear, pero en mejor.

 
 

Después de pasar un par de días en un hotel de l'Opéra, donde alquilaban los cuartos por horas cuando sus ocupantes "oficiales" habían salido, la empresa con la que trabajaba nos reservó un cuarto en el hotel Amiral, en el XVé. El hotelito está en la Rue de l'Amiral Roussin cerca de la esquina de la Rue Blomet, no lejos de la sede de la empresa:

 
 
 
 

Se notaba que nos consideraban gente importante, porque nuestro cuarto tenía baño, cosa que en esos tiempos en París no se daba por sentada. Ahora, a juzgar por los precios, supongo que habrán pintado las habitaciones una o dos veces desde entonces.
 
 
 
 

Mientras estábamos en el Amiral Coyi e Inés se aventuraron con la primera inversión importante que hicimos en París, que era un secador de pelo que compraron en un negocio que todavía existe. El secador aún puede ser visto en Pinamar donde sigue prestando servicio. El botón amarillo que se ve en el mango sirve para cambiar la tensión de alimentación, 110 o 220 volts, dado que en esos tiempos Paris estaba en medio de la transición y había barrios, y hasta edificios en una misma manzana, con distintos voltajes. Es por lo tanto un secador precursor, que anticipó la época de la globalización. Si usted viaja seguido, entre París y Nueva York por ejemplo, se lo puedo prestar así no se mete en gastos.
 
 
 
 

Inmediatamente nos pusimos a buscar algún departamento para alquilar. Siguiendo nuestra primera impresión, buscamos en el XVIé y encontramos uno cerca de la Porte d'Auteuil pegadito al metro Michel Ange - Molitor.
 
 
 
 


En esos tiempos el metro no llegaba hasta Boulogne sino sólo hasta la Porte d'Auteuil y ahí daba la vuelta hacia Michel Ange - Molitor y regresaba. Entre las estaciones Javel y Église d'Auteuil, donde dicho sea de paso fué bautizado Jean Paul, el túnel cruza el Sena por debajo, es decir que los trenes se dejaban caer barranca abajo al salir de Javel y luego aceleraban ciegamente para poder volver a subir. En el proceso pasaban por un sitio donde se podía ver la estación Mirabeau pero el tren no se detenía sino que pasaba a toda velocidad en su intento por volver a subir. Hoy es igual pero con los trenes de la época el proceso era bastante dantesco debido a los terribles ruidos a engranajes y a cosas sueltas. Creo que en algún sitio circulan aún los trenes antiguos, quizás la próxima vez, con más tiempo ...

Saliendo del metro a la calle, poco ha cambiado. Sólo el destino de los negocios de la esquina, que pasaron de ser un garage y taller a ser agencias de coches de esos que los dueños no se han ganado la plata con el sudor de sus propias frentes.

 
 
 
 

El departamento donde fuimos a vivir está en el 41 de la Rue Molitor, en la esquina con la Rue Erlanger. (Era una dirección predestinada ya que yo me ganaba la vida, como siempre, en las telecomunicaciones y que la unidad con la que se mide el tráfico telefónico es el Erlang).
 
 
 
 

Si mal no recuerdo nosotros teníamos una porción del balcón del anteúltimo piso. Ese fué el primer domicilio de Jean Paul,
 
 
 
 

Pongo la foto de la puerta porque para Coyi es una referencia histórica ...
 
 
 
 

... y la entrada no ha variado en nada. Debo decir que París en general no ha variado, salvo que todo ha sido mantenido y mejorado suavemente, es decir sin querer ocultar el paso del tiempo ni traicionar el estilo y el paisaje. Sólo los precios.
 
 
 

En ese edificio vivimos entre septiembre '71 y el verano del '74 donde hicimos las valijas y nos fuimos a Rio de Janeiro por casi un año pero eso es otra historia. Luego, a fines del verano del '75 regresamos a Paris y ya éramos cuatro porque en Brasil había nacido Flor. Si quiere chusmear cómo sigue la investigación, cliquee en las fotitos de aquí abajo:

 


Inicio: Rue Molitor


Rue Juge

Vaugirard:
el segundo barrio


Rue du Docteur Blanche


Final: lo nuevo