>

San Martín de los Andes - esquiadita y regreso ... en tren

2 - de Bariloche a Viedma con el Tren Patagónico, y un paseíto por Viedma
y Carmen de Patagones

En Bariloche, todo como entonces. Aproveché para tomar una cerveza con un amigo al que me dá siempre mucho gusto ver, caminé un poco y comí otro poco.

 

Centro Cívico-1

Para hacer visibles los textos, pase el mouse sobre la foto. Para ocultarlos, coloque el mouse fuera de la foto.

Si está usando una tablet haga un click corto sobre la foto para ver el texto.

Para borrar esta leyenda: click

El Centro Cívico es uno de los hermosos conjuntos urbanísticos de este sufrido país ...

Centro Cívico-2

... y esto incluye a la controvertida estatua del general en su caballo con la cola apuntando al sur. Entonces yo aprovecho este rincón para hacer el aguante por que
NO LA TOQUEN!
En todo caso no me molestaría que la rebautizaran y la consagraran, por ejemplo, al almirante Venancio Roccatagliata, de la Marina del Reino de Nápoles. Así se salvarían la cuestión histórica & la plaza monumental. Gracias.

 

Arboles con sweater

 

 

¡En Bariloche les tejen pullovercitos a los árboles! Imagínense lo que no harán con las criaturas en los dias frios ...

Boleteria estacion Bariloche

Al dia siguiente de mi llegada a Bariloche salía el
Tren Patagónico hacia Viedma. Así que ahí fui, digo, a la estación, y compré mi boleto.

Partida de Bariloche-1

El tren, que es un servicio de la provincia de Rio Negro, corría en esos dias una sola vez por semana.

Partida de Bariloche-2

Como el material perteneciente a la provincia estaba en mantenimiento en unos talleres de Córdoba, el tren utilizaba por el momento los coches y la locomotora de la foto, prestados por el gobierno nacional.

Interior tren-1

¡Sorprendente! Los coches, de origen portugués, tienen el diseño tradicional de los ferrocarriles europeos, con pasillo lateral ...

Interior tren-2

... y compartimentos de seis. El tren salió temprano por la mañana y la idea era que llegase a Viedma a la madrugada del dia siguiente.

En route-1

Así comenzó un viaje que yo no hacía desde los años 60!

En route-2

En la primera parte del recorrido el paisaje es relativamente accidentado. Digo en relación con lo que viene después que es la chata meseta patagónica. (Foto con horrible color sepia debido al tinte de las ventanillas)

Vagon comedor-1

A estas personas habría que convencerlas de que viajar en bus es mejor que hacerlo en tren (pero sería difícil).

Estación Pilcaniyeu

El tren es el medio preferido de la gente que vive en los numerosos pueblos de la región. Existe un servicio de bus en ese trayecto, pero es caro e incómodo porque la carretera es de tierra. Eso es lo que me dijeron.

Estación Comallo

Los de mi generación que hayan andado por ahí en otras épocas se acordarán quizás de los nombres de algunas de las estaciones a lo largo de los más de 800 km. que hay entre Bariloche y Viedma.

Estación Jacobacci

Aquí termina la línea de "La Trochita", que es el ferrocarril de trocha angosta, de 75 cm., que unía Esquel con Jacobacci. Hoy corren aún trenes turísticos desde Esquel hasta (creo) El Maitén, que es donde la línea tenía unos talleres.

Estación Maquinchao
Telégrafo de señales

Estos artefactos son los semáforos que se usaban para los tramos de vía única: los señaleros extraían del semáforo uno de esos palitos y se lo entregaban al maquinista del tren, habilitándolo así para circular por ese tramo. Hasta que todos los palitos no eran repuestos en el semáforo del otro extremo del tramo, un sistema telegráfico impedía que se extrajeran palitos para el sentido inverso. (Si alguien pudiera suministrar más detalles, sería bienvenido)

Vagón comedor-2

La cena, más que correcta, con charla de sobremesa incluída. Y a dormir hasta Viedma.

Colegio Salesiano

El tren llegó a Viedma a horario, es decir a la madrugada. Como mi bus para Buenos Aires salía por la noche, tenía todo el dia para recorrer.
Comencé por el Colegio Salesiano que es, para mi gusto, el hito principal de la ciudad. En ese edificio, que fue el único de la ciudad que resistió la crecida del año 1899, funcionó el Vicariato Patagónico, fundado en 1883.

Museo Diocesano-1

Según me contaron, el Vicariato tenía jurisdicción sobre toda la Patagonia y llegó a abrir colegios en las Malvinas (¡!) Hoy el edificio alberga, entre otras cosas, al Museo Salesiano.

Museo Diocesano-2

En el museo se pueden ver los departamentos del fundador, el cardenal Cagliero, desde la sala de espera del despacho hasta su gabinete privado ...

Museo Diocesano-3

... y la capilla. La Orden salesiana misionó en toda la Patagonia y a ella pertenecieron grandes exploradores como el cura D'Agostini que, a principios del siglo XX, fue uno de los mayores conocedores y documentadores de la Patagonia austral, del Hielo Continental y del macizo del Fitz Roy.
Y en tren de hablar de curas, Viedma puede estar orgullosa de haber tenido como obispo entre 1975 y 1995 al excepcional M. Hesayne.

Vista de Patagones-1

Frente a Viedma, del otro lado del rio, Carmen de Patagones.

Vista de Patagones-2

En otras épocas en que el principal acceso a Patagones era por mar y que el Rio Negro servía para navegar tierra adentro, este lugar era un puerto importante.

Lancha a Pategones-1

Los puentes que unen a Viedma con Carmen de Patagones se encuentran en los márgenes de la ciudad. Entonces el medio preferido por los peatones es la lancha ...

Lancha a Pategones-2

... que por 2$ transporta a los vecinos y les da la ocasión de charlar y elaborar el noticiero local. Muy civilizado.

Puerto de Patagones-1

La antigua zona portuaria de Patagones conserva unos pocos edificios de época.

Puerto de Patagones-2

El barrio tiene un aspecto que recuerda a la ciudad de Colonia en Uruguay.

Puente ferroviario-1

Este cronista piensa que el verdadero ícono de Viedma es el puente ferroviario construído en 1931, que permitió extender las vias del ferrocarril hasta San Antonio Oeste y Bariloche. Como el Rio Negro era navegable, uno de los tramos del puente es levadizo.

Puente ferroviario-2

Hoy el tren no pasa más por ahí y el puente, que fue fabricado en Hamburgo, es utilizado por los autos.
Los alrededores del puente están bastante abandonados y para sacar estas fotos hay que andar entre yuyos y escombros.

Puente ferroviario-3

Pero el puente merece un mejor entorno. Así que yo aprovecho esta célebre e influyente tribuna para decirlo.

 

Y así concluye este viajecito. El resto es el viaje en bus nocturno a Buenos Aires y el anticlímax de todo final de viaje. Pero en fin, ya vendrá otro viaje ...

Cliqueando en la fotito de la izquierda se regresa a la 1ª parte del relato. Con la fotito de abajo se va a la página principal de donde cuelgan otros relatos. ¡Chau!